Martes, 28 de Marzo, 2017
Tamaño Texto
   

Las gemas

esmerDada la falta de un criterio único a la hora de la utilización de términos para la descripción de materiales usados por la industria y el comercio de joyería, y más concretamente, en el comercio de gemas, vamos a intentar aclarar y aunar términos para poder dar una mejor y más precisa información. En este caso nos centraremos en la clasificación del origen de las gemas o dicho de otra manera a la naturaleza de las mismas.

En primer lugar es muy importante saber explicar o determinar con exactitud el origen de las piedras preciosas. Por su origen o naturaleza podemos dividirlas en:

Gemas naturales: Gemas orgánicas o inorgánicas en cuya formación sólo ha intervenido la naturaleza y en ningún caso la mano del hombre, que ha podido realizar únicamente labores de corte y facetado.

Gemas Artificiales: Son todas aquellas cuyo crecimiento es inducido por el hombre, empleando muy distintos métodos para su obtención.

Esto representa los dos grupos principales en los que podemos dividir las gemas por su origen, pero se subdividen a su vez en subgrupos para así poder dar una descripción mucho más detallada. Por lo tanto las naturales se subdividen en:

Gemas Naturales: gemas que coinciden exactamente con la definición dada anteriormente.

Gemas Naturales Tratadas: Son gemas en cuya formación no ha intervenido la mano del hombre, pero que una vez extraídas de la naturaleza y generalmente después de haber sido talladas, sufren una mejora o cambio en su aspecto, ya sea por cambio de color, mejora de pureza, cambios en la saturación de color, etc. Esto se consigue mediante diversos medios tales como tratamientos térmicos, irradiaciones, tinciones, rellenado de fracturas…Estos tratamientos no alteran su origen de gema natural pero se hace necesario el dotarlas del “apellido” de gema tratada, con lo que su nombre correcto sería el de gema natural tratada.

Con respecto a las gemas artificiales también la subdividimos en dos grupos.

Gemas de Imitación: productos como vidrios, plásticos, mezclas químicas, piedras compuestas…en definitiva materiales realizados con el único propósito de asemejar su aspecto lo más posible a la gema que queremos imitar, sin pretender que esta imitación iguale sus propiedades físicas ni ópticas, simplemente se busca una apariencia similar.

Gemas Sintéticas: Una gema sintética puede clasificarse en dos grupos, creaciones o reproducciones.

Entendemos como una reproducción a una gema sintética creada a imagen y semejanza de la gema natural a la que imita, misma composición, mismas propiedades físicas, mismas propiedades ópticas, en resumen es la misma gema que la natural pero ‘fabricada’ por el hombre, por ejemplo Rubí sintético, Esmeralda sintética…el ‘apellido’ sintético se hace necesario y obligatorio para referirse a ellas.

Como creaciones se denomina a las creadas por la mano del hombre sin ningún igual en la naturaleza. Su composición química es diferente a cualquier gema existente. Estas creaciones tradicionales se han utilizado para conseguir gemas semejantes al diamante como por ejemplo la Fabulita, Zirconita, YAG, GGG…

Esta sería la clasificación por su origen de gemas y como tal debemos referirnos a ella cuando hablemos de la naturaleza de las piedras preciosas.


AddThis Social Bookmark Button

Linea Directa con el Asesor de Seguridad

¡ Haz tu consulta 24h !
Banner
antalya escortchip satışı, chip satisi chip satışı, chip satisielektronik sigara elektronik sigaraZenci PornoPorno